Los alumnos de primero de la ESO han bajado al laboratorio para estudiar las diferencias entre células animales y vegetales.