Por Lorena Cancio Dorta 3º ESO E

Este viaje desde el primer momento nos ha ayudado a conocernos, a hacernos amigos, a vivir todos juntos de otra manera pero sobre todo a convivir con gente de nuestro entorno que nunca se nos hubiera planteado hacerlo, aunque sí que es verdad que al estar las 24 horas juntos en muchas situaciones hemos saltado y ha sido motivo de discusión pero por lo general ha sido muy bonito, al menos desde mi punto de vista. 

Cada día ha habido todo tipo de experiencias que sin darnos cuenta nos ha enseñado muchísimo. Hemos aprendido a cuidarnos los unos a los otros, a ser más responsables, a socializarnos, a hacer piña y ayudarnos cuando es necesario, confiar en los demás, etc… 

Desde luego todos estaríamos dispuestos a repetir mil veces más porque fue una semana súper bonita y llena de cosas nuevas que al mejor muchos antes no lo habían vivido. 

Todo esto lo hemos vivido con y gracias a la asignatura de religión y por los profesores que lo hicieron realidad. Hubo un día en el que hicimos una pequeña misa todos en la casa de una amable misionera. Eso nos ayudó a conectar con nosotros mismos y a sacar nuestros sentimientos. Fue muy bonito y emotivo y desde luego nos hizo ver las cosas de otra manera.

AQUÍ TENÉIS MÁS FOTOS