Unos con unos cascos y música que no les dejaban oír nada del entorno, otros con gafas de piscina y cartón, otros con los dedos de las manos atados.

¿Qué les está pasando a los alumnos de la ESO?

Simplemente que están aprendiendo a sentirse como otros que tienen alguna deficiencia (visual, auditiva, motora…)

Un grupo de profesoras del departamento de Orientación les están proporcionando las herramientas para que comprendan cómo es vivir con alguna de estos condicionantes.

Por eso, los alumnos han intentado hacer su propio árbol contando con estos inconvenientes, para después poner en común sus sensaciones y pensar sobre todo esto y ver la importancia que tienen la ayuda mutua.

El final de la actividad ha sido crear un bosque de la clase, … pero eso es otra historia que pronto os contaremos.