A través de Chema, el secretario del centro, la impresora 3D del centro se ha puesto en funcionamiento (junto a las de otros centros y personas particulares) para la realización de viseras para sanitarios (aquellas que son homologadas) y para otros usos (farmacias, personal de supermercado…)

La red  de impresoras se ha organizado a través de farmacias que permiten recoger los componentes y entregar las viseras ya realizadas para su distribución posterior al sistema sanitario madrileño (ya más de 600 viseras realizadas)

https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=10219834338281900&id=1623391069?sfnsn=scwspwa&extid=FDwGqHBGvBqzNtmy

Un pequeño grano de arena para ayudar